Un artista copia, un gran artista roba.

Picasso lo tenía muy claro: “un artista copia, un gran artista roba”. No sé si ahora esa afirmación sería políticamente correcta, pero sí me parece inteligente observar lo que hacen otras personas, marcas, empresas… y aprender, adaptar, evolucionar…

La constante innovación en fórmulas y formatos que vive el medio exterior hace que cada pocas semanas tengamos una novedad. Hace ya algunos meses en Stockholm, se instalaba en el andén de una estación de metro la creatividad de una nueva gama de productos de cuidado del cabello.

 

La instalación tenía la complejidad de que tenía que activarse al llegar un tren, y no por la presencia de los usuarios del suburbano.

Meses más tarde, la Swedish Childhood Cancer Foundation hizo su propia versión. Adaptó el formato a su mensaje. Bajo el mismo concepto lanzó su creatividad.

 

 

La sonrisa se trunca y Linn nos impacta y nos emociona. ¡Gracias, Picasso!.

Otra opción es la del homenaje. Éste es el caso de este spot grabado por TBWA G1 para viralizar por internet:

 

que versionaba el original de SONY Bravia, el famoso Balls

 

 

Aunque la frontera entre inspiración, homenaje, copia y plagio en ocasiones es difusa.

 

 

¿Se inspira también en otro spot de SONY?

 

 

¿Coincidencia? Lo cierto es que no ha habido litigio con lo que así debe ser.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s