Marcas Humanas

 

Mucho se habla de la presunta responsabilidad de las marcas. De que las marcas deben retornar parte de sus “beneficios” en la sociedad.

El ejemplo es válido para grandes corporaciones o para pequeños negocios. Este es el caso que muestra el vídeo, un pequeño negocio que entiende que siempre se puede hacer algo por los demás…

 

Anuncios

¿Matrimonio de conveniencia? Cine y publicidad

Combinación ganadora.

Para el cava: Freixenet

En 1992 el fallecido Bigas Luna dirigía el esperado spot de Navidad de Freixenet que protagonizaban Sharon Stone y Antonio Banderas. Desde entonces muchos son los ejemplos de un fenómeno que en los último años ha alcanzado un boom sin precedentes. Parece que para las marcas, poner a un director con cierto renombre para dirigir sus propuestas creativas, proporciona un plus.

Para limpiadores: KH7 Lloreda

Los ejemplos son variopintos. Lloreda, para su marca de desengrasantes KH7, empezó en 2011 a rodar spots dirigidos por directores de renombre: Bigas Luna ese mismo año, en 2013 fue J.A. Bayona y el último ha sido Fernando Trueba en 2015.

Para energéticas: Gas Natural

En el sector energético, hemos llegado a la tercera edición de Cinergía.  “La eficiencia energética hecha cine por gracia y obra de Gas natural Fenosa”. El elenco de directores ha sido extenso y ha sabido combinar a genios mediáticos con otros más desconocidos para el gran público. El listado incluye a Jaume Balagueró, Paco León, Santiago Segura, Isabel Coixet, Kike Maillo, Daniel Sánchez Arévalo, Borja Cobeaga, Alberto Ruiz Rojo, Paco Plaza, Rodrigo Cortés, Juan Cruz y Josep Pujol.

Para Cervezas: Estrella Damm

Los último spots de Estrella Damm , también han tenido directores de postín. Este año el elegido ha sido Alberto Rodríguez Librero, el de la ·Isla Mímina”. Anteriormente contó con Alejandro Amenábar en 2015 y Julio Medem en 2014.

Para Clínicas Oculares: IMO

Los ejemplos más recientes son el spot de Kike Maillo para IMO (Instituto de microcirugía ocular).

O Bancos: ING

Y el cortometraje de Javier Fesser para ING…

la lista de este idilio promete continuar. Las razones para las marcas: búsqueda de impacto (Freixenet), creación de un storytelling propio de la marca (Damm, Lloreda…), creación de contenidos vinculados a la marca (Gas Natural), Publicity, Responsabilidad social corporativa… la lista es larga. Mientras que los directores consiguen seguir contando historias y dinero para sus proyectos más personales.

 

TODOS GANAN y TODOS GANAMOS.

David contra Goliat

La mítica lucha se ha revivido en Francia de la mano de McDonald’s y Burger King. TBWA, la agencia creativa de la primera preparó una pieza de lo conocido como publicidad comparativa. Aunque en este caso más que comparar despreciaban a su rival haciendo referencia a la gran cantidad de restaurantes que tiene la cadena que representan frente a su competencia.

¿Era algo que necesitaba McDonald’s?

 

 

La campaña de Mc Donald’s ha funcionado bien en términos de impacto, notoriedad… pero… le salió respondón Burger King que utilizó lo que había hecho su rival para “tejer” su eje comunicacional.

 

 

La publicidad ha de ser inteligente

Y nada lo es más que conseguir revertir una desventaja competitiva en Reason Why.

 

 

 

 

La música la pone el consumidor

Varias veces he comentado que en la partida que juegan marcas y consumidores son estos los que marcan las directrices.

En este caso, la música la pone los consumidores.

Desde Italia nos ha llegado el último ejemplo de quien tiene la sartén por el mango. El pasado mes de julio 1.000 músicos se reunieron para interpretar la canción “Learn to fly”. El objetivo era que sus creadores, los Foo Fighters dieran un concierto en esa región de Italia dónde no tocaban desde el 1998.

El vídeo lo han visto más de  26 millones de personas. Y la iniciativa promovida por el proyecto Rockin´1000  ha logrado su objetivo.

Dave Grohl en la web de la banda, confirmó que recalaran en Casena conmovidos por la acción de Rockin´1000.

La audiencia decide, las redes sociales actúan como catalizadoras del fenómeno. Se realiza el evento y consigue conectar con el grupo a través de la emoción de ver su “arte” interpretado por decenas de personas.

El consumidor ha tomado el control y ha logrado el tan celebrado engagement. ¿Pero hubiese sido posible la acción a la inversa? Es decir, un grupo que propone a sus seguidores re interpretar una de sus canciones como ejercicio de estilo, por motivos altruistas -apoyo a una causa-… creo que sí. El publicity obtenido como retorno garantizaría el éxito del “invento”. En el ejemplo que nos ocupa más de 26 millones de reproducciones del video, presencia en medios locales e internacionales, etc.

Quizás las marcas deberían escuchar la canción… Iniciativas como esta o el plan B de Ballantines y Carlos Jean parece que funcionan.

Marcas: Learn to Fly

Emo publicidad pre Navideña

¡Cómo son las marcas! se acerca la Navidad y a explotar los sentimientos. Si hace unos días comentabamos el spot de la lotería nacional y el cariz emocional de la creatividad, seguimos siendo impactados por una publicidad que en tan señaladas fechas busca tocarnos la fibra. Ikea se plantea otra Navidad y hace una semanas que están en campaña con “la navidad nos desamuebla la cabeza”

 

 

De correcto calificaría el spot. Pero la campaña se completaba con un site http://www.laotranavidad.es/ que contenía una verdadera joya en términos publicitarios. Si de tocar la fibra se trata, nada mejor que realizar un experimento con 10 familias reales. Los niños nos enseñan lo que realmente quieren hacer esta Navidad. ¿Qué escribirán los niños en la carta a los Reyes Magos? Y si tuvieran que escribir una carta a sus padres ¿que pedirían? Las respuestas se encuentran en su viral:

 

Si una marca de muebles y decoración puede lograr emocionarnos siendo coherente con su adn, una marca tecnológica también lo puede hacer y Apple se ha sumado a la tendencia con una nieta que le hace un regalo especial a su abuela:

 

Emoción y demostración de características del producto. El penúltimo “emoanuncio prenavideño”.

Un artista copia, un gran artista roba.

Picasso lo tenía muy claro: “un artista copia, un gran artista roba”. No sé si ahora esa afirmación sería políticamente correcta, pero sí me parece inteligente observar lo que hacen otras personas, marcas, empresas… y aprender, adaptar, evolucionar…

La constante innovación en fórmulas y formatos que vive el medio exterior hace que cada pocas semanas tengamos una novedad. Hace ya algunos meses en Stockholm, se instalaba en el andén de una estación de metro la creatividad de una nueva gama de productos de cuidado del cabello.

 

La instalación tenía la complejidad de que tenía que activarse al llegar un tren, y no por la presencia de los usuarios del suburbano.

Meses más tarde, la Swedish Childhood Cancer Foundation hizo su propia versión. Adaptó el formato a su mensaje. Bajo el mismo concepto lanzó su creatividad.

 

 

La sonrisa se trunca y Linn nos impacta y nos emociona. ¡Gracias, Picasso!.

Otra opción es la del homenaje. Éste es el caso de este spot grabado por TBWA G1 para viralizar por internet:

 

que versionaba el original de SONY Bravia, el famoso Balls

 

 

Aunque la frontera entre inspiración, homenaje, copia y plagio en ocasiones es difusa.

 

 

¿Se inspira también en otro spot de SONY?

 

 

¿Coincidencia? Lo cierto es que no ha habido litigio con lo que así debe ser.