La música la pone el consumidor

Varias veces he comentado que en la partida que juegan marcas y consumidores son estos los que marcan las directrices.

En este caso, la música la pone los consumidores.

Desde Italia nos ha llegado el último ejemplo de quien tiene la sartén por el mango. El pasado mes de julio 1.000 músicos se reunieron para interpretar la canción “Learn to fly”. El objetivo era que sus creadores, los Foo Fighters dieran un concierto en esa región de Italia dónde no tocaban desde el 1998.

El vídeo lo han visto más de  26 millones de personas. Y la iniciativa promovida por el proyecto Rockin´1000  ha logrado su objetivo.

Dave Grohl en la web de la banda, confirmó que recalaran en Casena conmovidos por la acción de Rockin´1000.

La audiencia decide, las redes sociales actúan como catalizadoras del fenómeno. Se realiza el evento y consigue conectar con el grupo a través de la emoción de ver su “arte” interpretado por decenas de personas.

El consumidor ha tomado el control y ha logrado el tan celebrado engagement. ¿Pero hubiese sido posible la acción a la inversa? Es decir, un grupo que propone a sus seguidores re interpretar una de sus canciones como ejercicio de estilo, por motivos altruistas -apoyo a una causa-… creo que sí. El publicity obtenido como retorno garantizaría el éxito del “invento”. En el ejemplo que nos ocupa más de 26 millones de reproducciones del video, presencia en medios locales e internacionales, etc.

Quizás las marcas deberían escuchar la canción… Iniciativas como esta o el plan B de Ballantines y Carlos Jean parece que funcionan.

Marcas: Learn to Fly
Anuncios

Citius, altius, fortius?

Desde hace varios años doy clases en el Máster de Dirección de Empresas del Deporte. Allí, a alumnos que en su mayoría vienen del INEFC, les hablo de esponsorización, patrocinio, publicidad, medios y relaciones públicas. Muchas veces siento que les robo la inocencia al hablarles de la importancia de la vertiente empresarial para las entidades deportivas.

1423593698_413843_1423593813_noticia_normal

Pero las noticias aparecidas en las últimas semanas dejan más tranquila mi conciencia.

La liga inglesa ingresará unos 7.000 millones de euros por la venta de sus derechos televisivos las tres próximas temporadas

2.310 millones de euros ingresará cada temporada la Primera División inglesa , más del triple de lo que ingresan las Ligas española y francesa (unos 750 millones por temporada cada una), y más del doble de los 960 millones que percibe la Serie A italiana. La Bundesliga percibe solamente 675 millones al año.

Los 2.310 millones se dividen entre los clubs con una fórmula que iguala los ingresos: el 50% se divide en partes iguales entre todos los clubes, el 25% se adjudica según los méritos deportivos y el 25% restante se invierte en instalaciones para mejorar los recintos deportivos y las academias de las jóvenes promesas. El último equipo clasificado a final de la temporada recibirá unos 136 millones de euros. En España, la pasada temporada, los dos clubes más grandes -Real Madrid y Barça- percibieron 140 millones cada uno, mientras los dos siguientes, Atlético y Valencia, se quedaron en 48, y los cuatro últimos clasificados, en 18 millones. Los dos grandes de la liga BBVA consiguieron lo mismo que logrará el último de la Premier!!

Patrocinar a Madrid y Barça da a Audi un retorno de 3 a 1

Pero no todo es retorno directo. “Las zonas de Hospitality que tenemos en los estadios son una forma de fidelizar a clientes y, además, se usan para presentar nuevos productos o hacer networking con otros patrocinadores”. Audi firma acuerdos por 3 o más años, ya que considera que es muy difícil lograr el retorno de la inversión en un plazo inferior.

No sólo está presente en el fútbol. El golf y los deportes vinculados a la nieve son otros campos de actuación de la marca. Conocen el target y dónde encontrarlo.

114,4 millones de espectadores en la Super Bowl

Uno de cada tres estadounidenses siguió la final deportiva por televisión!! Y esto no parece parar de crecer…

audiencia-super-bowl-comparativa-1990-2014-reasonwhy.es_

La Super Bowl es uno de los eventos con la publicidad más cara del mundo. Así, los precios que se han utilizado esta temporada estuvieron entre 3,8 y 4 millones de euros por 30 segundos de anuncios. O, lo que es lo mismo, un precio de 127.000 euros por cada segundo de emisión. Hasta la revista Time hace un ranking de los spots del evento, ¿publicitario o deportivo?.

 

 

Derechos televisivos, patrocinio, publicidad… quizás debería cambiar el nombre de la asignatura

 

showmethemoney-Jerry-Maguire-1

Límites y bombillas

¿Todo vale para lograr audiencia? ¿Todo vale para incrementar el engagement y lograr audiencia, fidelizando a los espectadores?

Durante la semana pasada vivimos casi en real time los atentados terroristas acaecidos en la capital francesa. Lo que podía ser el argumento de una nueva entrega de “24”, protagonizado por Jack Bauer, era la cruda realidad en París.

jack-bauer-is-coming-back-for-another-season-of-24-01

Vídeos y fotografías emitidas en los telediarios de todo el mundo mostraban en prime time la barbarie de rematar a un policía herido o cómo la policía abatía a un terrorista en un supermercado judío. Incluso un canal francés de noticias, el BFMTV, estuvo en contacto telefónico con los terroristas durante las tomas de rehenes. Los atacantes llamaron al medio, que puso en conocimiento de las autoridades la llamada. Horas más tarde, la reproducían en sus emisiones. Los límites y el tratamiento de la información, en todos los casos, los marcaban los directivos de las cadenas.

Con estos antecedentes, el anuncio por parte de SyFy, de que durante la emisión de la serie “12 monos” -adaptación de la película homónima de 1995 protagonizada por Bruce Willis- serán capaces de adaptar las luces de tu casa para lograr una experiencia más “intensa” queda relativizado. Al final se demuestra que no hay nada más intenso que la realidad.

De todos modos, con la aplicación de la cadena disponible para iOS y Android, se sincronizará la emisión con las las bombillas de casa para personalizar colores, intensidad y patrones de las luces ajustándose a la información que se ha incluido en la pista de sonido de cada capítulo. El sistema es exclusivo de las bombillas Hue de Philips. La aplicación tuvo su estreno en SyFy con el estreno de  Sharknado 2.

¿Será el próximo paso integrar a los telespectadores en la propia serie?

El tiempo lo dirá.

Imagen-de-protesta-por-el-aten_54423094140_54028874188_960_639