¿Falta de visión?

Menos mal que ha sido una campaña de corta duración si no el incendio podía haber sido de una magnitud bíblica. Justo ahora que empiezan a darse movimientos en el mundo publicitario y de medios adaptándose a la nueva realidad y los nuevos roles llega una campaña que los pone en entredicho.

100% Madre

La campaña del Corte Inglés por el día de la madre ha provocado urticaria entre muchas de las pretendidas protagonistas.

Parecía que se estaba reescribiendo el papel de la mujer y la publicidad empezaba a dibujar a la mujer real

Machista o no, lo que si parece es que ha sido ideada por hombres y no ha sido contrastada con una visión femenina. Abusa de clichés que parecían ya superados, y que lejos de enaltecer a las madres las enardece. Porque “El modelo familiar del ‘varón sustentador’ ha dejado de ser el patrón mayoritario y está siendo sustituido a un ritmo muy rápido por el modelo de ‘doble sueldo'”, afirma, por su parte, la investigadora del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Teresa Martín.

Parece que El Corte Inglés, necesita

Conocer mejor a su target

La campaña ha sido denunciada por Facua como “machista y retrógrada”.

La superación de la Superwoman

Si hay algo fundamental en marketing y comunicación es tener bien definido el target. Nos gustaría poder mirar por un resquicio de la puerta y ver cómo son realmente nuestros consumidores. Si los conocemos, podremos adaptar nuestros productos para responder a sus necesidades. Podremos hacer comunicación que les impacte, fomentando el tan buscado y deseado “engagement”.

374284_b9fa_1024x2000

Los que nos dedicamos a este mundo somos muy dados a las etiquetas y más cuando hablamos de grupos de compra, de targets. Llevamos unos años hablando de los millenials como uno de los grupos de compra relevante. Pero hace tiempo que no leo sobre el rol de hombres y mujeres.

Hace un lustro, más o menos, cuando hablábamos del rol de la mujer, lo hacíamos desde una doble perspectiva:

  • la mujer había accedido al mercado laboral y quería desarrollarse en él: Triunfar.
  • la mujer seguía llevando el peso específico de las tareas relativas al hogar y al cuidado de los hijos.

Las llamabamos

SUPER WOMAN

Querían desarrollarse, crecer profesionalmente pero sin dejar su “yo” ama de casa/cuidadora/madre. Pretendían llegar a todo y hacerlo todo perfecto. Emular a sus iguales masculinos en lo laboral con una mentalidad a lo yuppy: quiero llegar a lo más alto de mi carrera… pero sin librarse de las cargas en el hogar en el que tenía que igualar el buen hacer de sus madres.

Los tiempos evolucionaron. La participación masculina en el hogar, sin llegar a alcanzar el estándar escandinavo, ha llegado a niveles impensables para las generaciones pretéritas. Nos encontramos ante una nueva mujer, con una visión más realista. Una mujer que quiere seguir triunfando en lo laboral, en su hogar, con su familia pero que entiende que no puede llegar a todo y lo asume. Lejos de la carga de la moral católica entiende que no hay que mortificarse, que no es perfecta… pero

No pasa nada

La nueva mujer es humana con sus virtudes y sus defectos. Y además le encanta. Ya no se trata de ser una superwoman, se trata de ser mujer.

CMM_SLIDER1-01

Deberían tomar nota las marcas para convertirse en aliados de esta nueva mujer consciente: que siente, piensa, quiere y obra con conocimiento de lo que hace. La defenestrada por las circunstancias Super Woman es sustituida por la nueva:

Conscious Woman