Promesas cumplidas

Uno de los problemas de las marcas es que han perdido gran parte de su credibilidad. Las acciones de Responsabilidad Social Corporativa, si bien se han convertido en algo obligatorio, tienen algo que desconcierta a los consumidores… la imposibilidad de verificar que lo que realmente dicen se cumple.

Los actos de fe de los consumidores son cada vez más escasos. Las marcas necesitan que sus acciones se conviertan en tangibles para unos consumidores escépticos.

Iberdrola

energía verde “La Energía Verde Iberdrola proviene exclusivamente de fuentes de energía certificadas 100% renovables, de acuerdo con la Directiva Europea 2009/28/CE [PDF], que se caracterizan por su máximo respeto medioambiental al evitar las emisiones de CO2 y otros gases contaminantes.” A priori se antoja difícil de entender el poder discriminante de Red Eléctrica para ofrecerme en casa energía verde y a mi vecino energía “convencional”. ¿Acto ve fe?

Dos acciones recientes me han provocado esta reflexión. La primera es de

McDonald’s

con una acción a favor de su fundación infantil Ronald McDonald’s.

imagen1

 

El próximo viernes los ingresos que se consigan por la venta de sus Big Macs serán destinados a esta fundación donde se alojan familias con niños que reciben tratamiento hospitalario de larga duración. Además, durante la campaña McDonald’s cambiará la forma del pan de su hamburguesa más icónica convirtiéndola en un gran corazón.

La segunda me parece más real por el hecho de ser claramente contrastable. Y es la promesa que hizo

Campofrio

a sus trabajadores de Burgos cuando se quemó su fábrica. Campofrio les pedía dos años para volver a operar y lo ha cumplido.

Promesa cumplida.

Anuncios

Navidad, dulce?

No termino de entender ese empeño, por parte de las marcas, de entristecernos por Navidad. Que una cosa son los buenos sentimientos y otra cosa el masoquismo. Parece que de repente se pone de moda lo que algunos denominan Sad Advertising y todos a apuntarse al carro.

Sad Advertising: utilizar la tristeza como hilo conductor de una historia con final feliz.

El hit de estas Navidades ha venido de Alemania. Edeka una cadena de Supermercados ha logrado un spot emocional como pocos!!!

Ahora bien, mi duda viene de la vinculación a la marca.

¿Este spot lo hubiese podido hacer cualquier otra marca?.

Sin conocer el mercado alemán resulta aventurado el plantear una hipótesis. Ahora bien, lo que si podemos constatar es que el año pasado eran más alegres.

Hay otros que llevan años invocando a la ternura en Navidad como John Lewis. Que este año se va a la luna.

Aunque también funciona la contra programación entre marcas análoga a la televisiva. En el fondo, el peligro de la ternura es que resulta fácil la mofa.

Otros hacen un ejercicio de minimalismo, muy ligado a la identidad de la marca.

Que una marca como Nestlé haga una apuesta como esta resulta como mínimo llamativo.

Otros insisten en la búsqueda de notoriedad, aunque este año cuesta vincular creatividad y marca. El despertar de un coma y el embutido tiene un difícil nexo.

Los hay que han aprendido de los errores. Aunque el año pasado Loterías volvía por sus fueros y lograba colocarse en el top of mind publicitario. No es menos cierto la cantidad de memes y otros semejantes que se crearon a su costa.

Este año han intentado y casi logrado imposibilitar las chanzas.

Que aún colean del año anterior.

Tras tanto Sad Advertising mejor despedir el año con ironía.

Mad2Com os desea un: Feliz 2016!!!