Arriesgarse es diferenciarse

Con mercados tan maduros y saturados la necesidad de diferenciarse se ha convertido en un básico. Pero no hay diferenciación sin tomar riesgos y aquí van algunos ejemplos.

En el mundo del automóvil no es muy habitual usar el humor a la hora de comunicar… Nissan Murano rompe la fórmula en este spot.

En el mundo del automóvil

 

El segundo ejemplo va de atreverse y de empoderarse. Una marca de ropa interior femenina lanza una campaña en la que explica que ocurriría si los hombres tuvieran la mestruación.

Thinx

 

Y para finalizar en clave local, Cristina Guezuruaga vuelve a pedirle a su jefe dos días extras de vacaciones de la forma más original.